Saturday, February 07, 2009

Razones de la cólera

Buen día internautas, bloggeros y demas, no es mi costumbre hacer entradas largas de texto pero hoy tengo la necesidad de contaros una pequeña historia.
Anibal Trés, el protagonista del serial de comic ¨Tierra Hueca¨ en la que andamos trabajando hace tiempo, ha vivido hace poco una historia paralela que os contaré en clave de aventuras.
Aníbal, nuestro querido antiheroe, ha caido en una trampa y se ha quedado sin la recompensa que le habian prometido después de tanto arduo trabajo; mordiendo el polvo del Far-West.
Pero de todo se aprende, y Anibal aprendió que con su trabajo no se jode; ahora ya no caerá dos veces en el mismo charco.
A no preocuparse que Anibal no se conforma con menos de lo que se merece, por eso ya lo veo desde aquí levantandose del charco donde lo han tirado, un poco jodido y maldiciendo, desenfunda otra vez su revolver para repartir plomo y pólvora a los cuatro vientos, contra robots y androides.

Bueno, luego de esta pequeña microhistoria de Anibal (basada en hechos reales) envío desde aqui muchas gracias a los ilustradores, amigos y familiares que me han dado apoyo y buena energia para seguir siempre adelante a pesar de todo.
Un especial agradecimiento a Javier, tú si que eres un verdadero profesional además de la otra mitad de éste monstruo bicéfalo de Serie B, que es ¨Tierra Hueca¨. Ya avisaremos con bombos y platillos cuando la publicación vea la luz.

Después de tantas palabras, dejo aquí una de las paginas acabadas, de la mano de Anibal, sin bajar los brazos ni la frente!


4 comments:

LuisNCT said...

supongo que ya contarás sin claves de por medio cual ha sido la putada que te han gastado... En todo caso animo y a seguir adelante!

fjavierp said...

A mí no me tienes que agradecer nada, Pablo. Los dos hemos trabajado en esto como mejor sabemos, de forma profesional y a tiempo. Lo demás... Los demás es cuestión de dejar que se nos pase el cabreo y seguir a ello, dejando de lado distracciones y estupideces varias.
Como dice LuisNCT: adelante.

Pablo E. Soto said...

pues sí, hay que seguir para adelante y trabajano, que es la mejor manera de hacer las cosas.

Diego said...

Desde mi experiencia, pibe, que tiene muchos capítulos de charcos, puñales, espaldas golpeadas y anos trepanados te digo:

Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.

Que no te afecte la mierda que os hayan hecho y, con un par, para delante.